SUSCRÍBETE

Noticias en tu correo electrónico

    2 de septiembre de 2014

Vallarta Vive Guía | Quiénes somos  


Principal
Sociedad y Política
Arte y Cultura
Círculo empresarial
Columnistas
Nuestra salud
Vida y Estilos
Sociales
Sala de Prensa
Galerías de fotos
Escríbenos
 

SONDEO

¿Cuál consideras debe ser el rubro prioritario para que la administración actual atienda?
Seguridad Pública
Salud
Programas y Apoyos Sociales
Grupos Vulnerables
Vialidad
Limpieza y recolecciòn de basura
Jardines y Camellones
Otro
 



► Columnistas
El sinsentido de una elección fabricada o, ¿Comprada?

P a t r o c i n a d o r

por Leticia Arana     Compartir

P a t r o c i n a d o r


 

Otras noticias:

Con una discapacidad no respetan tus derechos...

Jalisco se prepara para las elecciones del 2015 y 2018

Efectos del cambio climático ya tienen impacto en destinos turísticos nacionales

Los caminos de la palabra: El perro chihuahua y el taco al pastor

Ampliará Costa Alegre su oferta como destino de lujo

Defensor de víctimas de Thomas White, prisionero

110 mil dólares: la diferencia entre un 'bypass' mexicano y uno gringo

Imprimir ImprimirEnviar por e-mail Enviar

7/6/2012.-Lo inesperado siguió en el cajón o en el compas eterno, asistimos a una elección con mucho entusiasmo, algarabía, expectación, esperanza, aunque también con enorme incertidumbre e intranquilidad frente lo que vaticinaba la mal llamada “guerra sucia”, ya que no hay conflicto limpio, a excepción de aquel sometido a reglas, cuyo cumplimiento pudiera ser.

México una vez más, nos ofreció el terreno de la metáfora, en un proceso político que exhibió todo lo que caracteriza el ser y hacer de quienes lo habitamos, con todo y la tutela de una autoridad electoral -IFE- que garantizó limpieza, y transparencia; con pena nuevamente nos ratificamos a nivel internacional como la nación de la inconsistencia o debilidad política, el disimulo, la apariencia también denostada , la hipocresía y el servilismo electoral. La lucha intestina por lograr el “ triunfo” como fuese, ignorando procedimientos, o violando reglas -COFIPE- soportada en el descarado modus operandi del acarreo, sobornos, dispendio, compra de voluntades a cambio de tarjetas, tinacos, despensas, dinero, etc., etc., dio sus falsos frutos y lo más desalentador, promovió la complicidad y el anticipo de forzosas felicitaciones desde Los Pinos, amén de los parabienes “ a modo “ o protocolarios de otros dignatarios presentados al virtual ganador de la reciente votación a la presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, por cierto el candidato más señalado, agredido verbalmente, ironizado, vapuleado o criticado, en la historia de las sucesiones sexenales, luego de adjudicarle insolvencias personales que evidenció pronto, a decir de sus críticos.
El sinsentido de esta elección es por supuesto, la emprendida hacia el recuento del voto por voto en poco más del 50 por ciento de los distritos electorales del país, cuando sabemos que la decisión está tomada y manipulada. Las constancias de mayoría serán entregadas a los ya designados, invariablemente, la rectificación escapará otra vez , a la presunta fortaleza de la legalidad que seguirá intacta en el papel, una letra muerta por los intereses y el poder.

Las impugnaciones también dormirán en el “ sueño de los justos”, no prosperarán, habrá intentos de abordajes, pero finalmente prevalecerá lo que ya se escribió el domingo pasado, una elección mexicana sin grandes diferencias, el pase de una estafeta que con todo y promesas de cambio o compromisos, confirmará el estatus de privilegio para unos cuantos, demagogo, intolerante, corrupto, impune, burócrata o negligente; imposible modificar una idiosincrasia tatuada muy en el fondo. El ejercicio gubernamental en nuestro país, dijera Arnaldo Córdova, en su obra: “La formación del poder político en México” se sustenta en una verdad que duele: “el control que tiene el Estado sobre los individuos y las organizaciones, es a través del populismo. En la época de Cárdenas, el Estado dio prestaciones y otras cosas a cambio de la fidelidad hacia el régimen…”.

El contexto no ha cambiado un centímetro, independientemente del color o partido, la alternancia, ya que todos invariablemente se han apegado a este esquema, así se respira y diseña una herencia dictatorial que lamentablemente tendrán que digerir las nuevas generaciones.

© VallartaVive.- Sistema informativo del acontecer de la Bahía de Banderas